• Horario: 09:00-22.00 ¡365 días al año!

Canespie bifonazol (1% crema 20 g)

CANESPIE BIFONAZOL CREMA es una crema para los hongos de los pies. Calma el picor y el enrojecimiento.

Ref.: 683659
8.07

CANESPIE BIFONAZOL CREMA es una crema para los hongos de los pies o pie de atleta. Se aplica directamente en la zona a tratar calmando el picor y el enrojecimiento.

COMPOSICIÓN:

- El principio activo es bifonazol.

Cada gramo de crema contiene 10 miligramos de bifonazol.

- Los demás componentes (excipientes) son: alcohol bencílico, alcohol cetoestearílico, palmitato de cetilo, octildodecanol, polisorbato 60, estearato de sorbitán y agua purificada.

INDICACIONES:

Qué es CANESPIE BIFONAZOL y para qué se utiliza

Este medicamento pertenece al grupo de medicamentos denominados antifúngicos.

Está indicado para el tratamiento del “pie de atleta” (infección superficial de la piel causada por hongos y localizada entre los pliegues de los dedos de los pies).

Los principales síntomas del pie de atleta son: picor, enrojecimiento (eritema), grietas entre los dedos, descamación pudiendo llegar a inflamación o pústulas. Únicamente aparece en los pies. Suele empezar entre los dedos, pero también se puede extender a la planta y los laterales de los pies.

MODO DE EMPLEO:

Adultos y adolescentes a partir de 12 años: La dosis normal es de 1 aplicación sobre la zona afectada de los pies 1 vez al día. El tratamiento debe durar 3 semanas.

Uso en niños: El uso en niños menores de 12 años se efectuará solo bajo control médico.

Este medicamento es para uso cutáneo.

Recomendaciones para la utilización de la crema:

Para una correcta aplicación siga los pasos indicados:

1. Antes de la aplicación del medicamento, lavar los pies con agua y jabón y secar bien la zona afectada para el apoyo higiénico de la terapia local.

2. Aplique una pequeña cantidad del producto y extiéndalo hasta cubrir completamente la zona afectada y el área alrededor de la infección. La aplicación se realiza mediante masaje hasta la completa absorción del medicamento, sobre todo entre los pliegues de los dedos de los pies.

3. Cierre bien el tubo después de su utilización.

4. Lávese las manos después de cada aplicación.

Se aconseja utilizar zapatos bien ventilados, evitar zapatos y suelas de goma, evitar calcetines de fibra y cambiarse los calcetines con cada aplicación debido a la posibilidad de reinfectarse. Para evitar contagios, no se deben compartir toallas, calcetines ni calzado con otras personas ni se debe andar descalzo en piscinas, vestuarios y baños colectivos.

¿Quieres realizarnos alguna consulta sobre el artículo?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies