• Horario: 09:00-22.00 ¡365 días al año!

Hemoal forte (pomada rectal 50 g)

HEMOAL FORTE POMADA RECTAL 50 G es una pomada rectal para tratar las almorranas. Se aplica siempre sobre la zona a tratar limpia y seca. Calma el picor y el escozor típico producido las hemorroides.

Ref.: 660479
12.04

HEMOAL FORTE POMADA RECTAL 50 G es una pomada para tratar las almorranas. Se aplica siempre sobre la zona a tratar limpia y seca. Calma el picor y el escozor típico producido las hemorroides. Aplicar dos veces al día, durante tres días.

COMPOSICIÓN:

Por cada gramo:

Los principios activos son: benzocaína 60 miligramos y efedrina (hidrocloruro) 2 miligramos.

Los demás componentes (excipientes) son: óxido de zinc, vaselina blanca y alcoholes de lanolina acetilados.

INDICACIONES:

Qué es HEMOAL FORTE y para qué se utiliza

Es un anestésico local por la acción de la benzocaína y un vasoconstrictor por la acción de la efedrina.

Está indicado en el alivio sintomático del dolor, picor o escozor asociado a hemorroides.

MODO DE EMPLEO:

Este medicamento se aplica por vía rectal.

La higiene personal es fundamental para controlar los síntomas hemorroidales. Por ello, se debe mantener limpia la zona, para lo que se recomienda lavarla sobre todo después de cada defecación, con un poco de jabón suave y secarla, sin frotar, con una toalla limpia.

Aplicar, en la zona afectada limpia y seca, por la mañana, por la noche y después de cada defecación. En general de 3 a 4 veces al día.

Para usarlo en el interior del canal anal, quite la protección de la cánula, enrósquela en el tubo, lubríquela con un poco de pomada e introdúzcala en el canal anal con cuidado, presionando el tubo para administrar la dosis deseada. En caso de encontrarse resistencia en el momento de la aplicación, debe interrumpirse la misma ya que puede resultar perjudicial y dañina.

Tras la aplicación, desenrosque la cánula del tubo y lávela antes de guardarla.

Lavar las manos antes y después de cada aplicación. Por razones de higiene y para evitar infecciones, la cánula se debe usar sólo por un único paciente.

El tratamiento no debe durar más de 7 días. Si los síntomas anorrectales (dolor, picor, escozor) no mejoran en este tiempo o aparece hemorragia, debe consultar a su médico.

Mayores de 65 años y pacientes debilitados: deberán reducir la dosis, ver “Uso en mayores de 65 años y pacientes debilitados” en el Prospecto adjuntado.

¿Quieres realizarnos alguna consulta sobre el artículo?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies