• Horario: 09:00-22.00 ¡365 días al año!

Nicorette (4 mg 105 chicles)

NICORETTE 4 MG 105 CHICLES son unos chicles para ayudar a dejar de fumar. Poseen nicotina con lo que ayudan a calmar el "mono" del fumador.

Ref.: 979187
36.20

NICOTIRETTE 4 MG 105 CHICLES son unos chicles para ayudar a dejar de fumar. Poseen nicotina con lo que ayudan a calmar el "mono" del fumador. Hay que tener en cuenta que al poseer nicotina es muy importante disminuir la dosis del cigarrillo o del tabaco, ya que sino nuestro cuerpo finalmente estaría ingiriendo todavía más cantidad de nicotina. Se tratan de unos chicles que hay que tener dentro de la boca hasta que desaparezca su sabor. Hay comprimidos de dosis diferentes con lo que en función del grado de adicción se tomarán unos u otros.

COMPOSICIÓN:

El principio activo es 4 mg de nicotina, equivalente a 20 mg de complejo resinoso al 20%.

Los demás componentes son: Goma base de mascar, (que contiene butilhidroxitolueno (E-321), un antioxidante), sorbitol (E-420), carbonato sódico anhidro, aroma Haverstroo, aroma de tabaco, glicerol (E-422) y colorante amarillo de quinoleína (E-104).

INDICACIONES:

Qué es NICORETTE 4 MG CHICLES MEDICAMENTOSOS y para qué se utiliza

Está indicado como ayuda para los fumadores mayores de 18 años que fumen más de 20 cigarrillos al día y que, estando decididos a dejar el tabaco, puedan padecer los desagradables efectos asociados al abandono de esta adicción: irritabilidad, ansiedad, “hambre de tabaco”, insomnio o estreñimiento, principalmente.

Por su contenido en nicotina reduce los desagradables efectos de abstinencia que habitualmente se sienten al dejar de fumar pero no le proporciona la misma satisfacción que un cigarrillo. Por tanto, para abandonar el tabaco, usted deberá contar con su convencimiento, decisión y fuerza de voluntad.

Debe consultar a un médico si empeora o si no mejora después de 6 meses.

Cómo tomar (POSOLOGÍA):

Personas mayores de 18 años:

Solo se utilizará un chicle cada vez y no debe utilizar otro hasta pasadas 1 ó 2 horas. Generalmente se utilizan de 8 a 12 piezas al día. No se deben sobrepasar los 24 chicles al día.

La duración del tratamiento depende de las necesidades de cada fumador, y no resulta conveniente su supresión brusca, ya que esto podría favorecer la vuelta a la adicción al tabaco. Es preferible reducir la dosis de forma paulatina. Por ejemplo: Cada 4 ó 5 días, disminuir el consumo diario en uno o dos chicles, hasta que se llegue a consumir únicamente 1 ó 2 chicles al día. Esto puede conseguirse en 2 ó 3 meses. No debe abandonarse el tratamiento definitivamente hasta que se estabilice la dosis en 1 ó 2 chicles diarios.

No se recomienda el uso regular del chicle durante más de 6 meses.

Si no ha conseguido dejar el tratamiento definitivamente después de 6 meses, deberá consultar con su médico. El médico podrá aconsejarle en función de su situación, el uso de un chicle de forma puntual en caso de presentarse ganas repentinas de fumar.

Si estima que la acción de Nicorette 4 mg es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico.

Uso en niños y adolescentes:

No debe utilizarse en menores de 18 años sin la recomendación de un médico, ya que incluso pequeñas cantidades de nicotina son peligrosas para los niños y pueden producir síntomas graves de intoxicación, que pueden resultar mortales (ver epígrafe Si toma más Nicorette 4 mg chicles medicamentosos del que debiera, en el Prospecto adjunto).

Cómo masticar Nicorette Chicles:

Cuando sienta deseos de fumar introduzca un chicle en la boca y másquelo lentamente hasta que note un sabor fuerte. A continuación colóquelo entre la mejilla y la encía y, cuando el sabor disminuya vuelva a mascar el chicle lentamente y repita la operación durante 30 minutos para que se libere la nicotina de forma gradual.

El chicle se debe masticar de la forma indicada para liberar la nicotina y se deja reposar para que la nicotina pueda absorberse en la boca. La nicotina que se traga con la saliva no es beneficiosa y en exceso puede irritar la garganta o producir molestias de estómago provocando por ejemplo hipo, para evitar esto, la masticación debe ser lenta.

¿Quieres realizarnos alguna consulta sobre el artículo?

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies