• Horario: 09:00-22.00 ¡365 días al año!

Thrombocid forte (0.5% pomada 1 tubo 60 g)

THROMBOCID FORTE POMADA es una pomada específica para las varices, los hematomas y los golpes. Mejoran la circulación ayudando a los trastornos venosos, la pesadez de piernas y los moratones.

Ref.: 843987
7.70

THROMBOCID FORTE POMADA es una pomada específica para las varices, los hematomas y los golpes. Mejoran la circulación ayudando a los trastornos venosos, la pesadez de piernas y los moratones. Se puede usar por lo tanto para activar la circulación y mejorarla en casos de piernas pesadas y varices. También es muy útil en caso de fuertes moratones o golpes.

COMPOSICIÓN:

- El principio activo es pentosano polisulfato sódico. Cada gramo de pomada contiene 5 mg de pentosano polisulfato sódico.

- Los demás componentes (excipientes) son Alcohol cetoestearílico, cetomacrogol 1000, glicerol (E422), propilenglicol, oleato de decilo, ácido levulínico, fenoxietanol, parahidroxibenzoato de metilo (E218), parahidroxibenzoato de etilo (E214), parahidroxibenzoato de propilo (E216), parahidroxibenzoato de butilo, parahidroxibenzoato de isobutilo, dimetilol dimetil hidantoína y agua.

INDICACIONES:

Qué es THROMBOCID FORTE y para qué se utiliza

Este medicamento es una pomada para uso cutáneo que aplicada sobre la piel mejora el flujo sanguíneo favoreciendo la disolución de los coágulos. Pertenece al grupo farmacoterapéutico de los antivaricosos tópicos.

Thrombocid Forte está indicado para:

- Alivio local sintomático de los trastornos venosos superficiales como pesadez y tirantez en piernas con varices en adultos.

- Alivio local sintomático de hematomas superficiales producidos por golpes en adultos y niños mayores de 1 año.

MODO DE EMPLEO:

Adultos y niños mayores de 1 año. Aplicar una fina capa de pomada sobre la zona de la piel afectada, 3 ó 4 veces al día.

Niños menores de 1 año. No se recomienda usar Thrombocid Forte en niños menores de 1 año, debido a la falta de información en esta población.

Aplique el preparado efectuando un ligero masaje para facilitar la penetración y lávese las manos después de cada aplicación. Generalmente no hace falta vendaje, aunque puede cubrirse con una gasa o compresa si se cree necesario.

¿Quieres realizarnos alguna consulta sobre el artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación, consideramos que aceptas su uso. Política de Cookies